Skip to main content

Los secaderos de tabaco y el cementerio

Visitar los secaderos de tabaco y el cementerio, a pie o en bicicleta preferentemente,  es una oportunidad única para darse un paseo por el alrededor del pueblo sin alejarse demasiado y tener una idea aproximada de cómo son sus campos. También es una oportunidad para degustar de  restos bastante interesantes de la arqueología rural de nuestra zona (viejas acequias abandonadas por su suplantación por nuevos sistemas de regadío, secaderos de tabaco algunos reconvertidos en almacén , viejos remolques y algún apero de labranza semiabandonado…)